Nuestra lucha y la de ellos.

Como ha sido costumbre en la cotidianidad laboral en el Metro de la Ciudad de México, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC), echa a andar “Radio Pasillo”, su medio desinformativo, para difundir rumores que confundan a la base trabajadora.

En los últimos días, “Radio Pasillo” se ha escuchado en diferentes frecuencias y de forma insistente, para difundir nuevas mentiras.

En nuestra área, taquilla, se han volcado en correr el rumor de que: “El Ingeniero se está reuniendo con el Director para impulsar una campaña contra la violencia de los usuarios hacia las taquilleras.” 

También se han recibido llamadas de algunas Delegadas del SNTSTC, asegurando que la Coordinadora de Taquillas, Patricia Dueñas, en compañía de Enriqueta García, hará un recorrido en la Línea 8 para verificar la funcionalidad de los pupitres de trabajo de las taquillas.

Es nuestro deber ético, moral y político, hacer las siguientes aclaraciones:

  1. Desde hace más de tres años iniciamos una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la cual se encuentra en fase de conciliación, a pesar del boicot que un grupo de integrantes de la misma intentó realizar. Esto quiere decir que nos estamos reuniendo con la CDHDF; con la Subdirección de Administración y Finanzas; la Gerencia Jurídica; la Coordinación de Taquillas y la Dirección de Medios; con miras a un acuerdo de conciliación. Entre los puntos a resolver está el relacionado con el trato del público usuario al momento de solicitar recargas y/o comprar boletos, sobre todo, frente la escasez de cambio. En ese sentido, la Administración del STC se comprometió a implementar una campaña de sensibilización dirigida a las y los usuarios. Dicha campaña se realizará en las ventanillas de taquillas; pantallas; andenes; Audiometro y trenes. Para ello, la Dirección de Medios ha presentado algunas propuestas de diseño, partiendo de nuestras aportaciones y, en conjunto con el STC y la CDHDF, consensaremos los diseños que puedan servir mejor para crear una cultura de no violencia hacia las trabajadoras y trabajadores de taquilla. doc004Así mismo, se está elaborando un tríptico dirigido al personal de taquilla para saber qué hacer en caso de sismo, ya que los cursos impartidos en el INCADE sólo son para una selecta casta de “El Nacional”, y no para todas las personas que laboramos en taquilla, por lo que consideramos que estamos en un estado de gran vulnerabilidad al desconocer los lineamientos de Protección Civil. Dicho tríptico está siendo diseñado por Protección Civil, y lo consensaremos también entre la CDHDF y el STC, y será distribuido masivamente en toda el área de taquilla.
  2. Desde hace varios años y 2 administraciones, solicitamos por diversos medios la pupitremodificación de los pupitres de trabajo de las taquillas de Línea 8. Dichos pupitres fueron hechos con dimensiones inaccesibles para el buen desempeño de nuestras funciones. Son muebles con un ancho y altura superior al largo de los brazos y estatura de la gran mayoría de quienes trabajamos en esas taquillas, pues el promedio de estatura es de 1.55 mts. Esa realidad nos obliga a establecer posturas que causan dolor, y llegan a ocasionar daños permanentes en muñecas, codos, hombros y columna vertebral. Esto también es un punto en la mesa de negociaciones. Desde la Administración pasada, el Subdirector de Administración y Finanzas, Alfonso Suárez del Real, se comprometió a resolver el problema de los pupitres de L-8, sin embargo, es hasta ahora que se está buscando una solución.

Conclusión.

Es muy significativo que durante el pleito de Fernando Espino con Joel Ortega, al SNTSTC no le interesó apropiarse de nuestros esfuerzos frente a la conciliación de nuestra queja, es más, cuando acudimos a los medios informativos a denunciar las condiciones en que laboramos, se esforzaron en demasía para menospreciarla y hasta para difamarnos ante toda la base trabajadora, con comunicados y hasta con libelos discriminativos y violentos.

En las últimas negociaciones entre el STC y el SNTSTC, se estableció que la bilateralidad brinda al SNTSTC del don de dar el visto bueno, o negar cambios laborales. Es por ello que Espino podría negarse a aceptar los acuerdos de conciliación de nuestra queja, sin embargo, sería él quién quedaría como violador de los derechos humanos y laborales de las trabajadoras de taquilla, por lo tanto, pretende montarse en nuestros esfuerzos y pasar como el impulsor del cambio.

No podemos pasar por alto que el mandato del Congreso pasado del SNTSTC, fue impulsar la retabulación para taquilla, mandato que no fue cumplido. Las Delegadas del SNTSTC de taquilla llevan al Congreso de este año ese mismo reclamo. ¡RETABULACIÓN!

La sobrecarga de trabajo a partir de que efectuamos recargas para Metrobús, Ecobicis, Plan Verde, Transporte Eléctrico y SEMOVI, se ha incrementado muchísimo, esto sumado al malestar social por una crisis permanente y en ascenso. Sin embargo, el sindicato titular de las CGT, no ha llevado a la mesa de negociaciones esta realidad, tampoco ha luchado por que gocemos del beneficio de usar esos medios de transporte de forma gratuita, toda vez que laboramos gratis para ellos.

Nos congratula mucho que “El Ingeniero” pretenda colgarse de nuestro triunfo, eso quiere decir que los acuerdos con el STC son una realidad y, que las condiciones laborales en taquilla cambiarán para el bien de todas y todos. Esto es la demostración de que no necesitamos del padrinazgo de “El Nacional” para mejorar nuestra realidad laboral

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Opinión, Prensa, Sindicatos, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Tagged , , , , , | Leave a comment

Acrobacias para la impunidad.

038f1La terrible situación que atraviesa el Metro de la Ciudad de México, tiene una explicación difícil de entender si no vemos el papel histórico de un “líder” sindical corrompido por el poder.
En 1976 fue electo democráticamente como Secretario General del sindicato Carlos Stek, pero para José López Portillo, era fundamental tener a un sindicato al que pudiera manipular a su antojo. Por lo que en febrero del 78, Stek fue depuesto por una Comisión Provisional, encabezada por Fernando Espino Arévalo (un joven de 29 años de edad, egresado de las filas del porrismo politécnico de la ESIME), y en mayo de ese mismo año fue electo en Congreso Extraordinario como Secretario General, con el respaldo del Regente de la Ciudad, Carlos Hank González y del Director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Julián Díaz Arias.
En 1981, Espino Arévalo terminó su trienio sin pena, ni gloria, y convocó a elecciones. Para su sorpresa, la planilla encabezada por Ariel Macías Valadez fue ganadora, y se reconquistó la democracia sindical. Fue entonces que se ganó el derecho de las mujeres a puestos de conducción de trenes.
En julio de 1983, López Portillo ya había terminado su sexenio y lo sucedía Miguel de la Madrid, y en el Distrito Federal regía Ramón Aguirre Velázquez. Macías Valadez estaba negociando con las autoridades un pago extraordinario para quienes trabajaban en zonas de alto riesgo e insalubres, situación que dio origen al charrazo. Así, el 29 de julio, Espino Arévalo dirigió un golpe al Comité Ejecutivo y depuso a Macías Valadez, con el respaldo político de los Ejecutivos Federal y Local, y con el beneplácito del Director del Sistema de Transporte Colectivo, Guillermo Cosío Vidaurri, y de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, quien, a pesar de la ilegalidad y de las múltiples impugnaciones del Comité depuesto, terminó por otorgarle la toma de nota y registro. Fernando Espino, argumentaba que “la deposición de Macías Valadez obedecía a que éste representaba políticas de izquierda, contrarias a la base trabajadora y del Comité Ejecutivo” golpista.
Desde entonces, Fernando Espino Arévalo, ha ostentado el poder absoluto en el sindicato, impidiendo la conformación de planillas que puedan arrebatarle alguna cartera o Secretaría, además de aplastar cualquier voz disidente. Llegando a promover despidos y arrestos a trabajadoras y trabajadores que impulsen la democratización de la vida sindical.
Espino acuñó el mote despectivo a toda disidencia llamándoles “contras”, haciendo alusión a la contrarevolución nicaragüense, mercenarios llamados Contras, financiados por la CIA. Todavía hoy, se sigue nombrando “contra” a cualquiera que cuestione las prácticas y políticas antidemocráticas de un sindicato que no vela por los derechos de sus agremiados, ni de toda la base trabajadora.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ha esforzado por controlar a la base trabajadora del Metro, pues tener bajo su control al sistema de transporte más importante de la capital del país representa un poder político estratégico; por lo que han mantenido a Espino Arévalo como cacique vitalicio en el sindicato. Cada administración priista en el Distrito Federal, fue otorgándole privilegios que le permitieron incrustarse en la estructura orgánica del Sistema de Transporte Colectivo.
A partir del fraude electoral de 1988, Salinas de Gortari y Manuel Camacho Solís, a través de Gerardo Ferrando Bravo, Director del STC, le dieron la posibilidad a Espino Arévalo de incrustar a sus allegados en puestos de Dirección, Subdirección, Gerencias y Coordinaciones; así, Espino llegó a tener bajo su control la compra de refacciones y herramientas. Igualmente, daba el visto bueno en la compra de trenes en España. En 1989 se impulsó un movimiento democratizador al interno del sindicato, sin embargo, fue aplastado con violencia, despidiendo a quienes impulsaban esa lucha, y sólo después de una huelga de hambre de 19 días, efectuada por dos trabajadoras fue que se les reinstaló.
Por ejemplo, hoy en día, la Coordinación de Taquilla; Jefaturas de Línea; Supervisoras y Verificadoras, están bajo el control de Espino Arévalo, a pesar de ser un área administrativa estratégica. Esta situación confunde al personal de taquilla, pues no se sabe con certeza quién sanciona, si el sindicato o la empresa, ya que el papel de la representación sindical se diluye ante una Coordinadora, representante de la empresa, impuesta por Espino.
La falta de herramientas y refacciones es una realidad, el Metro funciona gracias al ingenio de muchos trabajadores que se las arreglan para dar el mejor servicio posible. Pero esto no es nuevo, tiene su origen en la corrupción ancestral que impera en el STC. Durante muchos años Espino Arévalo controló la compra de refacciones y herramientas, también tenía en sus manos el mantenimiento. En 1987 se denunció ante los medios de comunicación ese problema, y Espino respondió encarcelando a los trabajadores que se atrevieron a hablar. Hoy, es un arma que utiliza a su antojo, asegura que no existe mantenimiento, pero fue él quien acordó con el STC la externalización del mantenimiento hace más de 10 años.
El sindicato ha cambiado su denominación para afianzar a Espino Arévalo durante tanto tiempo, nació como Sindicato de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo en 1970; en 1999 le agregaron “Metropolitano”, argumentando que la red del Metro abarca municipios conurbados del Área Metropolitana; posteriormente, en el 2003, al crearse los metros de Guadalajara y Monterrey, Espino rebautiza a su sindicato como “Nacional”, en un sueño fallido de aglutinar a la base trabajadora de esas ciudades, y amplía el periodo de gestión de 3 a 4 años.
Incluso las administraciones del PRD han sido cómplices de los privilegios y nepotismo de Espino Arévalo, pues su hija Mabel Espino, fue Gerente del Servicio Médico, y su hijo Fernando, fue Gerente de los comedores durante la gestión de Marcelo Ebrard. Por si eso no fuera suficiente, el Comité Ejecutivo Nacional del sindicato ocupa 42 plazas de confianza, con sueldos superiores a los veintiún mil pesos mensuales.
Así, el Sindicato titular de las Condiciones Generales de Trabajo, se fue burocratizando y corrompiendo, y la frontera entre empresa y sindicato se diluyó en privilegios de una casta y no en beneficio de todas y todos los trabajadores. Espino Arévalo controla el 100% de las plazas de base durante los meses de abril a diciembre, y el 90% de enero a marzo; es decir, el STC tiene bajo su control el 10% de las plazas en todo el año.
Pero para afianzar su control sobre el medio de transporte más estratégico, el PRI ha mantenido a Fernando Espino en una posición intocable, dotándolo del fuero constitucional por 6 legislaciones seguidas. María de los Ángeles Moreno y Beatriz Paredes lo incluían en las listas de plurinominales porque aseguraban que con él evitarían que los perredistas se apoderaran del sindicato (situación absurda, pues el PRD claudicó en la lucha sindical, abandonando a sus pocos militantes para asumir cargos de gobierno y políticas neoliberales). Así, Espino se convirtió en diputado federal en la LV Legislatura, de 1991 a 1994; luego fue diputado local propietario en la II Legislatura de la ALDF, de 2000 a 2003; posteriormente diputado federal propietario por el Partido Verde a la LIX Legislatura, de 2003 a 2006. Regresó a la ALDF con la camiseta del Panal, de 2006 a 2009 en la IV Legislatura; tras este periodo fue diputado federal suplente por el PRI en la LXI Legislatura, de 2010 a 2012. Y ahora regresó a la VI Legislatura de la ALDF cobijado por el PRI, llegando a ser el presidente de su bancada, de 2012 al 2015, que ya está por concluir.
Para sorpresa de todos, en estas elecciones Fernando Espino Arévalo no alcanzó su brinco legislativo. El voto nulo y la enorme abstención cambiaron la repartición de pluris en el Congreso Federal; a pesar de que el PRI obtuvo más votos, en la cuarta circunscripción le tocaron menos diputaciones plurinominales.
Es paradójico que todo el aparato montado por Espino en su sindicato, haya sido precisamente quien le arrebató su fuero. Es decir, todas las personas allegadas a la cúpula burocrática charril, que impulsaron una campaña para votar por el PRI y según ellos “garantizarle su diputación al Ingeniero”, fueron en gran medida, responsables de que su Secretario General se quedara al filo de eternizar su impunidad.
A mediados de septiembre, fecha en que se instala la nueva legislatura en la ALDF, Espino se quedará sin el fuero que lo ha envuelto en un halo de absoluta impunidad, con una larga lista de denuncias penales que van desde presuntos actos de sabotaje a las vías de comunicación, pasando por denuncias por agresión y lesiones, y hasta por discriminación, son algunas de las demandas que podrían poner al cacique del Metro tras las rejas.
En los pasillos del sindicato ya se escuchan los rumores de que “el Ingeniero anda que no lo calienta ni el sol, se la pasa azotando cuanta puerta se le atraviesa”.
Pero ya han de estar preparando la maniobra de sucesión, y como es un secreto a voces que el cerebro del sindicato es el octogenario Héctor Manuel Zavala Bucio, Cerebro, ya ha de estar en la búsqueda de otro Pinky, que muy pronto le preguntará:
Qué haremos mañana Cerebro?
Y Cerebro Zavala le responderá:
Lo que hacemos todos los días Pinky, tratar de conquistar al Metro!

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Opinión, Prensa, Sindicatos, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Tagged , , , , , | Leave a comment

Comunicado #AyotzinapaSomosTodos

Queremos expresar nuestro más profundo sentir, rabia, dolor, indignación, angustia, desconsuelo, pero también solidaridad, empatía y compromiso con las familias y compañeros de los normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero. Así como con todas las Escuelas Normales Rurales del país.

Desde los años 60’s las Escuelas Normales Rurales han sido una piedra en el zapato del Estado mexicano. Las condiciones de extrema pobreza en las zonas rurales han provocado un gran descontento social, y los jóvenes que logran alcanzar el grado escolar para estudiar en una Normal Rural, llegan con un grado de conciencia social para querer cambiar la realidad terrible de hambre y abandono en que viven sus comunidades.

Ver texto completo (da clic) #AyotzinapaSomosTodos

Posted in Análisis, AyotzinapaSomosTodos, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Prensa, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Leave a comment

La mafia del boxeo en el Metro.

(clic para ver todo) Uso y abuso de boxeadores por el cacique del Metro. 

El inamovible líder sindical del Sistema del Transporte Colectivo Metro, el priista Femando Espino Arévalo, es un fanático del box, así que contrató a pugilistas como empleados capitalinos a condición de que combatieran en beneficio de la promotora de un amigo, fueran entrenados por quien él  decidió y lo apoyaran en sus campañas políticas. Con la aquiescencia de funcionarios como Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, el también asambleísta ha usado a los atletas, y cuando han dejado de servirle los ha despedido sin ninguna explicación.

Proceso Nº 1981-1

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Prensa, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Leave a comment

1968 Y LAS DEMAGOGIAS DE FERNANDO ESPINO ARÉVALO.

1968 Y LAS DEMAGOGIAS DE FERNANDO ESPINO ARÉVALO.

Hace 46 años ocurrió un hecho que dividió en antes y después la historia moderna de nuestro país.
1968 marcó al mundo con sueños de libertad y justicia, en varios países crecieron movimientos sociales encabezados por jóvenes y estudiantes.
En México, la efervescencia hizo que un movimiento estudiantil se transformara en político-social en apenas 3 meses. El movimiento nació a finales de julio y fue brutalmente aplastado el 2 de octubre. En ese pequeñísimo lapso de tiempo se unificaronm el IPN, la UNAM, Chapingo, y escuelas particulares con la simpatía de muchos trabajadores y población de a pie. Muchos tenían hijos o familiares estudiantes y veían cómo eran reprimidos por un gobierno intolerante y muy miedoso al cambio.
Después de 46 años, aún se desconoce el número de muertos, pues los cadáveres fueron desaparecidos y ningún medio informativo tuvo las pruebas ya que les quitaron toda evidencia.
El PRI aprendió que el terror es un arma muy efectiva y utilizaron la masacre del 68 como amenaza a cualquier intento de cambio, ya fuera electoral, hasta sindical o estudiantil.
“El priísta Fernando Espino Arévalo se refirió a dicho suceso como ‘uno de los errores históricos que se cometieron en el ejercicio del poder ante la falta de sensibilidad política y de capacidad para escuchar’, que quedó insertado en la memoria del país como ‘la vergüenza más oprobiosa’.” (Periódico La Jornada, 3 de octubre).
Ahora resulta que la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968 fue por una falta de sensibilidad y la incapacidad de escuchar, y no una política represiva implementada por décadas. Mismas prácticas que él ha ejecutado durante todo su ejercicio de más de 30 años como único y plenipotenciario dictador del Sindicato del Metro.
El caso del Metro no es la excepción, existe una hegemonía total en manos del PRI, desde la creación del primer Sindicato el PRI ha impuesto a su títere, Fernando Espino Arévalo, quien ha ostentado el liderazgo absoluto, con una breve interrupción de 1981 a 1983 con Ariel Macías Valadés.
Espino Arévalo ha implementado las enseñanzas represivas de su partido político, ha creado un culto enfermizo a su persona, es vergonzoso que el CENDI lleve su nombre, como un pequeño ejemplo. Pero el culto alrededor de Espino sólo es comparable con Fidel Velázquez o Porfirio Díaz, sus defensores lo ven como a un Dios e integran una fuerza perversa para sostener su grandioso paraíso de corrupción y nepotismo.
Durante años, Espino ha aplastado cada intento de democratizar la vida sindical, desde inventar el término “Contra” para minimizar una posición de disidencia política con un mote simple, hasta encabezar golpizas y publicar libelos para desprestigiar todo intento de mejorar las condiciones laborales y los salarios.
Para Espino, los únicos que tienen derecho a salarios dignos y hasta onerosos, son sus lacayos, todas y todos aquellos que están dispuestos a humillarse y hasta a arrastrase por él. Para Espino, la base trabajadora es carne de cañón y puede utilizarla para canjear base social por curules locales y federales, y no perder sus privilegios.
Fernando Espino Arévalo, no tiene, ni ha tenido la capacidad de escuchar, todo aquello que le suene a peligro, lo aplasta, lo desprestigia, lo destruye, lo esconde, le inventa mentiras y le pone precio.
Si Espino fuera un político y no una caricatura, tendría la sensibilidad de escuchar y hasta de retomar las propuestas de la disidencia para el beneficio de toda la base, pero como a Espino lo único que le importa, es seguir mamando del erario público, el bienestar de las y los trabajadores le importan un comino.
Para Espino, la demagogia es moneda de cambio para comprar una imagen de redención.
“El diputado priista Fernando Espino Arévalo reconoció al dirigente del Instituto Politécnico Nacional y del Consejo Nacional de Huelga, Raúl Álvarez Garín. Criticó las acciones de represión, tortura y cárcel que ejerció el gobierno en 1968. Subrayó que esta fecha fue un parteaguas en la historia de la sociedad, donde ‘para muchos fue la bandera política en que se organizaron nuevas expresiones de lucha por las libertades y la democracia; para otros una gran enseñanza sobre lo que nunca debió de ocurrir ni debe volver a ocurrir en esta Ciudad de México, ni en ninguna otra parte del mundo’.” (periódico El Punto Crítico. 3 de octubre de 2014)
Durante la administración de Javier González Garza al frente del STC, al parecer, Espino desconocía la existencia de un grupo externo de asesores que tenían pleno conocimiento de quién es Fernando Espino Arévalo, de dónde viene y cómo se formó en las filas del porrismo de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, ESIME, del IPN. En ese grupo de asesores figuraba la presencia del Ing. Raúl Álvarez Garín, quien había sido dirigente del Movimiento Estudiantil del 68, militante del Partido Comunista Mexicano, fundador de la Organización Revolucionaria Punto Crítico, socialista de toda la vida, un hombre probadamente incorruptible, que sabía que para avanzar en la construcción de la democracia es imprescindible erradicar al charrismo y sus vicios de corrupción.
Si realmente Espino reconoce la trayectoria de Álvarez Garín y reconoce la validez de las demandas de los estudiantes del 68, tendría que comenzar por cambiarle el nombre al CENDI y ponerle el nombre de un luchador social como Raúl Álvarez Garín.
Es por ello, que nos sentimos profundamente ofendidas, enojadas y muy burladas al conocer que Espino se atrevió a hablar de Raúl Álvarez Garín y de la represión del 68, como si se deslindara de las estupideces de su partido y gobierno, como si quisiera darse un bañito de decencia para poder allanar su camino al cambio de Curul.
Espino Arévalo no tiene la altura moral, ni ética para referirse a nuestro compañero y maestro Raúl Álvarez Garín, y tampoco tiene la decencia para hablar del 68, porque los presos, los torturados, los muertos y los desaparecidos, los hemos puesto desde este lado, y los carceleros, los asesinos, los torturadores y los represores los han puesto desde la estructura que formó a Fernando Espino Arévalo en el PRI.

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Prensa, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Leave a comment

¿Sabotaje en el Metro? Y el chantaje del SNTSTC.

En días pasados “Radio Pasillo” echó a andar su maquinaria de rumores y chantajes referentes a un mitin convocado por “El Ingeniero”. La información era confusa y a cuenta gotas, pero todo se centraba en las averías ocurridas en las Líneas A y 7.
Poco a poco se fue despejando la bruma y las averías se convirtieron en presuntos actos de sabotaje, las llamadas en cada taquilla era más y más graves: “¿Supiste lo de Línea 7? Dicen que no fue un accidente y El Ingeniero está llamando a un mitin en la PGJDF en contra de la denuncia que levantó el Director.” “Están diciendo que los que provocaron la ponchadura son gente cercana a Espino, y que hay que ir al mitin a apoyar.” “Yo no estoy de acuerdo con provocar accidentes, pero tengo que ir al mitin, es que necesito ayudar a mi familiar a que entre a trabajar.” “Voy a ir solo para hacer acto de presencia, no para apoyar, es que mi familiar necesita trabajo.”

Para leer más, da click en: Sabotaje en el metro y chantaje del SNTSTC

163

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Metro, ONG Denuncia, Prensa, STC, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras, Taquilleras STC MX | Tagged , , | Leave a comment

Las trabajadoras de taquilla en el Tribunal Permanente de los Pueblos

Las trabajadoras de taquilla des STC, presentamos una denuncia por violencia de género, en contra de los gobiernos local y federal, así como de las autoridades del STC y del Sindicato Nacional de Trabajadores del STC.

10572308_629501817165591_642600039_o10564571_631913110257795_1869720015_o

La Jornada, 5 de agosto, sección POLÍTICA.

El Siglo de Durango, 6 de agosto.

La Jornada, 7 de agosto, sección POLÍTICA.

 

 

Posted in Análisis, Derechos Humanos, Derechos Laborales, Prensa, TaquillaMetroCDMX, Taquilleras STC MX | Leave a comment